Atrévete a viajar con tu mente, atrévete a aprender cómo éramos.

"Tu viaje del tiempo" es un blog de caracter didáctico. Está dedicado a las asignaturas de Ciencias Sociales de 1º y 2º de la ESO.

domingo, 4 de mayo de 2014

LA PENÍNSULA IBÉRICA EN EL PRIMER MILENO A.C.



Queridos alumnos terrícolas:

Mi último viaje durante este curso ha tenido como objetivo conocer la Península Ibérica en la época de las colonizaciones. He viajado por la Hispania del milenio I a.C. y he comprobado que civilizaciones como la griega, la cartaginesa o la fenicia, así como la cultura indoeuropea, contactaron y se mezclaron con las indígenas del territorio  hispano, dando como resultado un crisol de culturas irrepetibles, un cruce de caminos histórico que enriqueció esta zona.
En realidad, esta etapa se enmarca dentro del final de la Edad de los Metales y el principio de la Edad Antigua, lo que significa el tránsito de la Prehistoria y la Historia, por lo que tenéis que recordar que estáis estudiando un periodo de límites cronológicos imprecisos y tambaleantes.

Las infiltraciones indoeuropeas por los pirineos fueron continuas y dilatadas en el tiempo. Se trataba de pueblos herederos de la conocida cultura de Campos de Urnas del Bronce final, y tienen su origen en el norte de Europa. Eran comunidades de campesinos y ganaderos con estructuras sociales complejas. Construían sus poblados en zonas aptas para el cultivo y buenos aptos. Trajeron a Hispania, sobre todo, una nueva forma de afrontar el gran dilema de la muerte: la incineración de los difuntos en necrópolis. Además diseñaban con habilidad una rica cerámica. Y si hay algo que dejaron al mezclarse con la población indígena fue su lengua, la indoeuropea.


Desde el mediterráneo oriental llegaron a vuestra península griegos y fenicios. Y desde el norte de áfrica los cartagineses. Estas tres culturas se interesaron por el marco geoestratégico de Hispania, así como de la riqueza de sus minas, así que durante un milenio ocuparon las costas del arco levantino español y se introdujeron con más o menos éxito. La fase es conocida por los historiadores como el periodo orientalizante. 

Los griegos, por ejemplo, establecieron colonias en el norte de la península y en el sur. Desde Focea, haciendo escala en la colonia de Massalia (Francia), fundaron Malaka, Emporion o Rhodes. Los fenicios, procedentes de Fenicia, actual Líbano, llegaron en el siglo IX a.C y fundaron diversas colonias entre las que sobresalió Gades (Cádiz) en el 800-750 a.C. Y los cartagineses, procedentes de Cartago, colonia fenicia en el actual Túnez, crearon colonias muy activas como Ibiza, cuyo auge comercial se desarrolló del siglo V al III a.C. No obstante su emplazamiento fundamental fue Cartago Nova, eje a partir del cual organizaron su colonización a mediados del I milenio.



Además de un vitalismo comercial sin precedentes en la zona, estas culturas trajeron riqueza y  aportaciones fantásticas: nuevos cultivos, como el olivo y el esparto, el torno del alfarero con el que se expandió una cerámica de más calidad, la acuñación de monedas, clave para el desarrollo comercial, el alfabeto, ya sea el fenicio y, posteriormente, el griego, y restos artísticos tan importantes como los sarcófagos antropoides de Cádiz, el tesoro fenicio de Aliseda o la ciudad griega de Ampurias.


Sin lugar a dudas, estas civilizaciones conectaron con los grupos indígenas del Hierro final y estimularon su fortalecimiento en este lugar del mediterráneo occidental. Tal es el caso de Tartessos. El misterio, las hipótesis y los debates son extensos en este capítulo de la historia, pero resumiremos: Tartessos es el nombre con el que los griegos conocieron a los primeros pobladores de la península meridional. Ellos hablaron de una cultura que abarcaba las actuales provincias de Huelva, Cádiz, Málaga y Sevilla. Pero tengo que deciros que el aspecto de la Andalucía de hace 3000 años era muy diferente. He podido comprobar cómo se trata de una civilización sofisticada y rica, próspera y mercantil, influida por las culturas orientales. Vivían en terrenos del litoral, en islas que ya desaparecieron, alrededor del antiguo Lago Ligustino y se adentraban hasta las sierras más escarpadas. Utilizaron la minería con gran destreza y la labor mercantil los hizo famosos en el mediterráneo. Conocemos hoy algunos vestigios de su antigua cultura, como el Tesoro del Carambolo o el Bronce Carrizao. Su origen y su final quedan entre la bruma de lo fantasmagórico.

El tiempo pasó y alrededor del Siglo VI a.C. Hispania se presenta como un entramado de diferentes culturas y poblados más o menos homogéneos. Íberos en el arco levantino y Celtas en el oeste y el norte. Herederos de Tartessos los primeros y de las infiltraciones indoeuropeas los segundos.

 POSITIVOS ESPECIALES

· Investiga sobre estas piezas escultóricas y explica su origen, la cultura que las realizó, el material empleado, qué o a quíen representan, y su posible funcionalidad.


Saludos desde Saturnilópolis...

10 comentarios:

  1. hola soy david, y este es mi primer comentario en un blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. hola soy carmen y me gusta estar con mis amigas

    ResponderEliminar
  4. ola soy lidia prada y e buscado informacion sobre esas piezas escultóricas sus nombres son bronce carriazo y dama de elche

    BRONCE CARRIAZO
    Bronce tartésico conocido como "Bronce Carriazo", que representa a la diosa fenicia Astarté como diosa de las marismas y los esteros. El objeto se encuentra en el Museo Arqueológico de Sevilla y es una de las obras tartésicas más conocidas.
    Se sabe que apareció cerca de Sevilla, aunque fue hallado de forma casual por el arqueólogo Juan de Mata Carriazo y Arroquia en un mercadillo de antigüedades de la capital hispalense en los años 50. Astarté aparece representada en el bronce con túnica de mangas cortas ornada de lirios, y acompañada por dos torsos de aves cuyas alas se unen sobre la cabeza de la diosa.
    En sus dos manos, la diosa porta dos sistros esquemáticos que se asemejan a dos copas o lotos. Si las aves acuáticas indican su dominio sobre una parte de la naturaleza, tendríamos aquí una diosa local de las marismasy los esteros, Este conjunto de diosa con aves y plantas acuáticas es una versión peculiar que debió ser creada por antiguos artistas gaditanos.

    DAMA DE ELCHE
    La Dama de Elche es una escultura íbera en piedra caliza, que se data entre los siglos V y IV a. C. Mide 56 cm. de altura y pesa 65,08 kg.1
    Posee en su parte posterior una cavidad casi esférica de 18 cm. de diámetro y 16 cm. de profundidad, que posiblemente servía para introducir reliquias, objetos sagrados o cenizas como ofrendas a los difuntos. Otras muchas figuras ibéricas de carácter religioso, halladas en otros lugares, tienen también en su espalda un hueco y, como la Dama de Elche, sus hombros se muestran ligeramente curvados hacia adelante.
    Representa a una mujer de rasgos muy perfectos, posiblemente idealizados y espléndidamente ataviada con ropajes y joyas.2
    La pieza se encontró cerca de Elche, donde existe un montículo que los árabes llamaron Alcudia ('montículo') y que en la antigüedad estaba casi rodeado por un río.

    ResponderEliminar
  5. 1.El llamado Bronce Carriazo es una de las obras artísticas más conocidas de la Civilización Tartésica. Se trata de una placa de 15,3 x 9,5 cm, realizada en bronce que se cree pudo ser parte de un bocado de caballo.1 Está datado en torno al 625-525 a.C.

    2. La Dama de Elche es una escultura íbera en piedra caliza, que se data entre los siglos V y IV a. C. Mide 56 cm de altura y pesa 65,08 kg.1.La escultura está bien conservada, si bien muestra numerosos golpes y erosiones y ha perdido casi toda su policromía original y la pasta vítrea que rellenaba sus ojos. Representa a una mujer de rasgos muy perfectos, posiblemente idealizados y espléndidamente ataviada con ropajes y joyas.2

    ResponderEliminar
  6. 1-)El llamado Bronce Carriazo es una de las obras artísticas más conocidas de la Civilización Tartésica. Se trata de una placa de 15,3 x 9,5 cm, realizada en bronce que se cree pudo ser parte de un bocado de caballo.1 Está datado en torno al 625-525 a.C.apareció cerca de Sevilla, aunque fue hallado de forma casual.Se trata de una representación de la diosa fenicia Astarté, aunque con el peinado típico de la diosa egipcia Hathor.

    2-)La Dama de Elche es una escultura íbera en piedra caliza, que se data entre los siglos V y IV a. C.sus hombros se muestran ligeramente curvados hacia adelante.La escultura está bien conservada, si bien muestra numerosos golpes y erosiones y ha perdido casi toda su policromía original y la pasta vítrea que rellenaba sus ojos. Representa a una mujer de rasgos muy perfectos, posiblemente idealizados y espléndidamente ataviada con ropajes y joyas.La pieza se encontró cerca de Elche.

    ResponderEliminar
  7. 1.Es una de las obras artísticas más conocidas de la Civilización Tartésica. Se trata de una placa, realizada en bronce que se cree pudo ser parte de un bocado de caballo. Está datado en torno al 625-525 a.C.

    Se sabe que apareció cerca de Sevilla, aunque fue hallado de forma casual por el arqueólogo Juan de Mata Carriazo y Arroquia en un mercadillo de antigüedades de la capital hispalense en los años 50. Se trata de una representación de la diosa fenicia Astarté, aunque con el peinado típico de la diosa egipcia Hathor, pero sin las orejas de vaca tan características de esta deidad.2 Astarté aparece representada en el bronce con túnica de mangas cortas ornada de lirios, y acompañada por dos torsos de aves cuyas alas se unen sobre la cabeza de la diosa.

    La parte posterior se presenta lisa, a excepción de una gruesa anilla dispuesta en vertical a modo de asidero. De los siete agujeros situados en la parte inferior colgaban campanillas, tal y como se ha visto en otros arreos similares. En sus dos manos, la diosa porta dos sistros esquemáticos que se asemejan a dos copas o lotos.




    2.Un estudio descarta la presencia de la escultura en la estructura ibérica y descubre errores arquitectónicos al reconstruirlo virtualmente con tecnología 3D.
    El yacimiento de la Alcudia ha sido uno de los lugares donde más vestigios arqueológicos de la cultura ibérica se han encontrado, entre ellos la Dama de Elche. La escultura, encontrada en 1897 por un muchacho que realizaba en un campo agrícola cercano al yacimiento, se cree que, pese a haber sido hallada un poco más lejos, podría haber pertenecido al Templo Ibérico de la Alcudia de Elche.

    ResponderEliminar